Otro año más estas navidades Apple ha querido felicitar las fiestas con un spot. Esta vez se ha distanciado del formato animado del año pasado y ha optado por un corto más realista. En este dos niñas con su iPad Pro realizan un álbum de fotos para regalárselo a su abuelo que recientemente ha perdido a su esposa.

El corto comienza con las niñas peleándose en el coche mientras se disponen a partir hacia la casa de su abuelo, cuando el padre saca el iPad Pro de un sobre (haciendo un guiño a la primera vez que Steve Jobs presentó un iPad) y se lo entrega para que se entretengan y dejen de armar escándalo. Quizá un comienzo un poco arriesgado pero sin duda una fiel representación de la realidad de hoy en día.

Después podemos ver como el iPad Pro va cambiando por otros como el Air y el normal. También se puede observar como van mostrando todas las cosas que puedes hacer con el dispositivo, como dibujar con el Apple Pencil, hacer fotos o realizar videos y montajes.

El emotivo corto termina con el abuelo abriendo un fino paquete envuelto en papel de regalo que contiene el iPad con el albúm animado.

Obra de la agencia TBWA\Media Arts Lab (quienes ya se encargaron el spot del año pasado) y dirigido por Mark Molloy (quien ya ha trabajado con la marca en otras ocasiones), el spot huye de mostrar únicamente el lado idílico de las vacaciones navideñas y también muestra las cosas menos “divertidas” como lo que supone hacer un largo viaje con niños. Esto, evidentemente, trae la historia al mundo real y hace que el spot sea mucho más cercano para los espectadores.

Otro de los ejes centrales y el que nos acerca a la parte más emotiva del anuncio es el tema de la pérdida de los seres queridos, a quienes echamos especialmente en estas fechas. El anuncio toca de lleno esas emociones, a través de las niñas haciendo preguntas inocentes o el regalo final que le hacen a su abuelo con el iPad.

Como curiosidad, las protagonistas son hermanas en el mundo real y el anuncio fue rodado en una casa real en Vancouver.