#bababa

Probablemente lo hayas visto en Twitter, Instagram, LinkedIn o Facebook (o incluso en varias de estas redes sociales). Un anuncio en el que aparece la pantalla del calendario de un móvil y dos barritas de KitKat tapan uno de los bloques de tiempo. Es sencillo, directo y encaja con el lema de la marca «Take a break». Tanto es así que se ha vuelto viral y mucha gente lo ha tomado por una pieza real de KitKat aunque se trate en realidad de un trabajo personal del creativo Sam Hennig.

One Minute Briefs

¿Pero cómo ha ocurrido esto? Pues Sam ha contado a The Drum que en realidad este anuncio es una creatividad que realizó para One Minute Briefs, una plataforma en Twitter que lanza briefings diarios. Estos «encargos» pueden ir desde propuestas más diferentes, como por ejemplo «anuncia una tortuga» hasta causas sociales o colaboraciones con marcas (con premio económico incluido) como la que están haciendo estos días con Sauce Shop.

Sam descubrió esta plataforma durante el confinamiento y empezó a compartir sus ideas como una forma de «perfeccionar mis habilidades y aprender de los demás». Así, fue como Sam dio con el briefing que desencadenó la pieza que se volvió viral: «anuncia tu tableta de chocolate favorita»

«Estaba desplazándome por mi calendario para ver cuándo podía hacer el briefing, y surgió la idea. “Si bloqueo esa sección”, bingo. Simplemente llené el espacio con un “bloque” de KitKat. Fue la imagen perfecta para mostrar por qué a todos nos encanta el chocolate. Muy rápidamente cuenta una historia de ese pequeño momento de tiempo para mí en un día agitado», cuenta Sam.

Evolución

Entonces, publicó la idea en Linkedin, donde obtuvo una reacción muy positiva. Fue un comentario del director creativo independiente Nicholas Tasker el que le hizo perfeccionar su idea inicial en la que aparecía una tableta de chocolate de Cadbury: «Esto tiene los ingredientes de un anuncio galardonado, pero tienes que hacerlo sobre KitKat». Ahí la cosa encajó y recibió una acogida todavía mejor que la primera versión.

Sobre cómo nació la pieza final, Sam comenta que «me senté en mi sofá un sábado por la noche y mi novia y su hermana estaban viendo un programa que no me interesaba. Entonces, cogí mi ordenador portátil y modifiqué una vez más la creatividad, cambiando la palabra “reuniones” a “llamadas de Zoom” y la maqueté como una pieza de publicidad exterior. Luego lo publiqué en LinkedIn. Ahí fue donde realmente empezó todo».

Los resultados hablan por sí solos. La pieza tuvo tal repercusión que hasta KitKat la ha compartido en sus canales sociales. One Minute Briefs ganó 2.000 seguidores en Twitter en tan solo un día y el propio Sam ha duplicado los suyos en los últimos días.