«Despues de todo lo que hemos pasado para llegar a este verano… No lo estropees”. Este es el mensaje que trasmite la nueva campaña de seguridad vial que la Dirección General de Trafico (DGT) acaba de lanzar y en la que el organismo público apela a los conductores para que actuen con prudencia en sus desplazamientos del verano.

La creatividad, que se aleja del dramatismo que ha caracterizado las campañas de publicidad de la DGT durante los últimos años, adopta un tono positivo.Este trabajo ha sido elaborado por Ogilvy, titular de la cuenta de la DGT desde octubre del pasado año, cuando la ganó en concurso público.

De la misma forma que están haciendo otras muchas marcas en sus campañas veraniegas, la DGT recuerda en la suya que este es un verano especial por cuanto lo vamos a disfrutar en un entorno seguridad sanitaria y sin restricciones al movimiento después de los graves problemas que en tantos sentidos ha causado la pandemia.

 

La idea de la campaña deriva en que, precisamente por las continuas restricciones que no están se trata de un momento especial y muy deseado, y es por ello que no hay que estropearlo, ni para uno mismo ni para los demás, cometiendo imprudencias al volante. Como señala la agencia en una nota de prensa, la campaña “busca concienciar a la gente en este momento en el que empezamos a ver algo de luz y hay motivos para ser optimistas, para no echarlo todo a perder por imprudencias al volante”.

Jose Izaguirre, uno de los Directores Creativos de la campaña en Ogilvy, afirma en relación con el trabajo: “Este espíritu más positivo que ya se siente en el ambiente queríamos también trasladarlo a la campaña. Buscábamos transmitir un mensaje que calase en la gente, pero con un tono más amable para empatizar con el sentimiento y el estado de ánimo actual. Es una campaña que rompe con la tónica habitual de la DGT, pero que no deja de mandar un mensaje de concienciación a la ciudadanía”.

La música, el instrumento principal para transmitir

La campaña se difunde en televisión, radio, medios impresos y soportes digitales. El anuncio de televisión empieza recordando todo lo que hemos pasado y, a través de una música de tono ligero y optimista va repitiendo el mensaje básico de “No lo estropees» mientras las imágenes muestran diferentes imprudencias al volante.

Las dos piezas gráficas que componen la campaña adoptan igualmente un tono positivo en su composición y colores, al tiempo que muestran los comportamientos imprudentes.

En las piezas para radio, la música se vuelve aun más relevante y por eso se han trabajado diferentes opciones de canciones: hay una que reproduce la banda sonora del spot y otras dos para las que se ha contado con los cantantes María Peláe Calequi, respectivamente.