//LEGO demuestra la creatividad sin límites de los niños en un experimento

LEGO demuestra la creatividad sin límites de los niños en un experimento

La creatividad de un niño no tiene límites. Cuando un niño se sienta a jugar, cualquier cosa le sirve para montar una nave espacial y viajar a la luna, librar grandes batallas o imaginarse en los escenarios más fantásticos. Pero por desgracia esa creatividad va desapareciendo con el paso de los años.

¿Por qué hablamos de esto? Porque hablar de LEGO es hablar de creatividad. Y para demostrar la creatividad sin límites que tienen los niños, LEGO ha llevado a cabo un experimento junto con la agencia de comunicación Grey de París. En dicho experimento, se escogió a 5 niños y niñas entre los 6 y 10 años para que jugaran en una habitación con bloques de LEGO. Lo que no sabían, ni los niños ni sus madres, es que tras una cortina en esa misma habitación, se encontraba un ilustrador que iba dibujando todo aquello que el niño narraba sobre sus grandes aventuras mientras jugaba.

Una vez pasados los 15 minutos, las madres de los niños entraban a ver a sus hijos. Los niños intentan explicar a sus madres lo que han construido y las grandes aventuras que han librado. El experimento muestra la incapacidad de las madres para comprender a sus hijos, pero para asombro de todos, la cortina que escondía al ilustrador se retira dejando ver un mural creado a partir de los comentarios de los niños. Las reacciones de los niños al reconocer en el mural toda la historia sobre la que han estado jugando y la cara de las madres al entender a sus hijos, no tiene precio.

Una vez más, LEGO consigue demostrar en una acción de comunicación genial cómo la creatividad de los más pequeños no tiene límites.

2014-10-03T16:22:44+00:003 de octubre de 2014|