Si hay algún especialista SEO en la sala, puede que le dé un pequeño infarto ver la última acción publicitaria que ha llevado a cabo Heinz en su web. Y es que mientras todas las empresas intentan que sus páginas carguen lo más rápido posible para «gustar» a Google y que el buscador no les penalice, en Heinz han creado una web que tarda 57 minutos en cargar. Sí, has leído bien, 57 minutazos.

¿Y de dónde sale esta idea? Pues Heinz sabe que los fanáticos de su marca son personas con bastante paciencia, ya que esperar a que el ketchup caiga lentamente de la botella de cristal puede llevar su tiempo. En un mundo en el que se premia la gratificación instantánea, esto es ir completamente a contracorriente y la marca ha querido aprovecharlo a su favor.

Así, la semana pasada la marca decidió poner a prueba la paciencia de sus fans añadiendo una pantalla de carga de 57 minutos en su web. Este número no es casual, sino que hace referencia al eslogan «57 variedades» que la empresa lanzó en la década de los 80 y que ha sobrevivido hasta nuestros días impreso en las botellas de la marca. Como dato curioso, aunque se intentó «vender» como el número de variedades que la marca tenía en su catálogo, realmente se trató de un «capricho» de Henry John Heinz: el 5 era su número de la suerte y el 7 el número favorito de su mujer.

La clave

Bueno, ¿y cuál fue la recompensa para los que aguantaron esos 57 minutos? Pues las 157 primeras personas en superar esta prueba de resistencia ganaron un Heinz Burger Kit diseñado para «una noche familiar de hamburguesas», el cual consistía en una espátula roja, un delantal especial, un guante para la parrilla, servilletas, platos, ketchup, mostaza y salsa «Sweet Relish» de Heinz.

«Siempre estamos buscando formas únicas y atractivas de conectar los rasgos propios de la marca con las experiencias de los consumidores, como la frustración de esperar a que se cargue una página», cuenta Daniel Gotlib, director asociado de desarrollo de marca e innovación en Kraft Heinz Canadá.

Por su parte, Mike Dubrick, socio gerente y director creativo ejecutivo de Rethink Canadá, agencia responsable de la campaña, explica que «esta es una gran oportunidad de gamificar un sitio web corporativo e inspirar a los consumidores utilizando precisamente aquello por lo que la marca es famosa».

Sin duda, una interesante campaña que busca convertir un atributo «negativo», que la salsa tarde en caer del bote, en algo positivo.

A la web se accedía a través de este enlace, pero ahora se encuentra desactivada