//Nuestros clientes, un tesoro. Un ejercicio de creatividad

Nuestros clientes, un tesoro. Un ejercicio de creatividad

Antes de Navidades nos planteamos qué podíamos regalar a nuestros clientes. Sobre la mesa se desplegaron muchas ideas y una quedó muy clara: no podíamos caer en obsequios fríos e impersonales. Decidimos aprovechar la ocasión para realizar un ejercicio de hasta qué punto conocíamos a nuestros clientes. Buscamos definir, con un concepto –plasmado en un objeto– la esencia de cada uno de ellos. El resultado fue esta serie de pequeñas piezas de arte únicas, obra de Rosalyn Arias, elaboradas de forma artesanal. Toda una experiencia creativa que nuestros clientes recibieron en sus domicilios, acompañada por un unboxing emocionante gracias a las HADOCK BOXES. Puedes ver las fotos a continuación.

2013-01-08T13:36:17+00:008 de enero de 2013|