//¿Que no me hacen caso? Pues los persigo

¿Que no me hacen caso? Pues los persigo

Uno de los aspectos básicos a la hora de preparar una acción publicitaria es asegurarse de que la gente te va a hacer caso porque si no todo tu trabajo valdrá menos que un billete del Monopoly.

El ejemplo básico de publicidad a la que no hacemos caso es el de los panfletos entregados por la calle, o no los coges o si los coges los tiras directamente a la basura. La agencia FCB Health quiso sacar partido de este hecho para concienciar sobre la osteoporosis. Primero repartieron folletos con información sobre la enfermedad. Hubo gente que se molestó en leerlos pero otros mucho respondieron a la clasificación hecha previamente. Esto ya se lo imaginaban y tenían preparada una curiosa solución: una silla de ruedas con control remoto. La silla persiguió a todo aquel que hizo caso omiso a los folletos para que prestasen atención a la osteoporosis.

Una acción muy creativa porque saca partido al hecho de que la gente no haga caso a la campaña inicial y deja grabado en el público que si no haces caso a la osteoporosis no podrás huir de la silla de ruedas. Si queréis más información la página web de la campaña es BEWAREtheCHAIR.

 

https://www.youtube.com/watch?v=ZxypTpb-c-I

2015-04-23T08:44:28+00:00 23 de abril de 2015|