Doce de la mañana, me siento delante del ordenador dispuesta a escribir la ultima entrada del blog antes de navidad. Entro en google, investigo sobre las ultimas campañas de publicidad pero nada me llama la atención. Me levanto, me pongo un café y vuelvo. Sigo investigando con el mimo resultado que antes. Nada… nada lo suficientemente bueno para felicitar la navidad. Me vuelvo a levantar y comienzo a andar por la oficina, me fijo en la decoración navideña, paso al lado del árbol y no le doy importancia, voy al belén, paso por el office, me fijo en el espumillón y nada ¡Sigo sin ideas! Entonces por el rabillo del ojo veo unas cajas de Hadock que pusimos de decoración en el árbol y se me ocurre ¿Por qué no hacer un christmas de navidad?

Vuelvo a mi mesa, cojo el iPad y me pongo a pensar, me inspiro en ese árbol que antes había pasado por alto, lo plasmo en mi mente sobre un papel en blanco, lo visualizo alto, grande y en tonos verde pastel, a su lado una chica sobre una escalera tratando de alcanzar una estrella para coronarlo, a la derecha el nacimiento, a la izquierda un marco felicita la navidad.

Ya esta diseñado ahora llega el momento de la verdad, toca plasmarlo en el papel (bueno en la pantalla). Me pongo manos a la obra: hago trazos en color azul, verde y amarillo… adornos que simulan la caja que vemos en la foto, mas color: predominan el rojo y el blanco, los colores de Hadock.

Por fin el dibujo esta listo y con el nuestra felicitación también.

FELIZ NAVIDAD de parte de todo el equipo de Hadock!