Caen los primeros copos de nieve y en Canadá esto señala el comienzo de la construcción de muñecos de nieve. A día de hoy encontramos muñecos tan diversos como los canadienses que los crean.

Esta tradición ha sido el punto de partida de la campaña navideña de la cadena de cafeterías Tim Hortons con la que buscan celebrar la diversidad, la inclusión y la capacidad de encontrar la felicidad en cosas tan pequeñas como la construcción de un muñeco de nieve. El lema del spot es «Todos estamos hechos de la misma nieve», el anuncio ha sido creado por la agencia Gut y dirigido por el director canadiense Goh Iramoto el cual tomo como fuente de inspiración la historia de un muñeco de nieve que creo su familia.

«Como canadiense nacido de ascendencia japonesa, es un honor trabajar en una campaña tan impactante que celebra las diferentes culturas, los diversos orígenes y la inclusión que corre por las venas de tantos canadienses», cuenta el director.

El anuncio fue rodado según sugerencias de personas y familias canadienses reales que compartieron ideas sobre los muñecos que aparecen en el spot. Con estas propuestas el equipo se encargo de crear los 21 muñecos de nieve diferentes que cuentan sus historias, herencias, su cultura y su inclusión a través de los niños y las familias que van dando forma.

El spot nos regala sonrisas, diversión y nos transmite el espíritu de la navidad, la felicidad y el amor tan característico de estas fechas.