Coca-Cola entra en España en la categoría ‘hard seltzer’ con la comercialización desde el mes de marzo de TopoChico, su primera marca global con alcohol, según ha informado la compañía en un comunicado. En concreto, esta categoría representa el desembarco de la multinacional de bebidas refrescantes en una categoría de gran crecimiento, donde llega con el objetivo de posicionarse como una alternativa líder.

La multinacional ha señalado que ha desarrollado un producto «cuidadosamente elaborado» por expertos de la compañía y prestigiosos mixólogos a nivel mundial, que irá acompañado de un «ambicioso plan» con el que la nueva bebida estará en todos los canales de distribución (alimentación moderna, tiendas de conveniencia, Horeca y e-commerce).

Llegada a España

Tras una gran acogida del lanzamiento en otros países como México, Brasil o Reino Unido, Coca-Cola distribuirá en España TopoChico Hard Seltzer, una bebida elaborada a base de agua con gas, un volumen de alcohol del 4,7% y aromas naturales para momentos de consumo como el aperitivo o quedadas por la tarde.

El director general de Coca-Cola Iberia, Juan Ignacio de Elizalde, se ha alegrado por la llegada de este nuevo producto al portafolio de la firma en España. «Estamos muy ilusionados con la llegada a España de Topo Chico Hard Seltzer. Contamos con un producto ganador para desembarcar en una categoría con un gran potencial de crecimiento», ha indicado.

Coca-Cola ha recordado que tiene un «compromiso histórico» con la hostelería, como ya ha demostrado en el pasado, por lo que con Topo Chico Hard Seltzer ofrece una nueva alternativa de consumo al sector de la mano de una nueva categoría en un momento en el que el bares y restaurantes atraviesa la crisis más grave de su historia.

Por último, la multinacional trabaja para liderar esta categoría, pero de «forma responsable» para lo que ha estudiado todos los ángulos de lo que significa entrar en el segmento de las bebidas con alcohol, desde la publicidad a las acciones en el punto de venta.

De esta forma, ha desarrollado su propia Política Global de Responsabilidad sobre bebidas alcohólicas para asegurarse de que no se dirige a personas menores de 18 años y se fomenta el consumo responsable.