//Un anuncio de antes y de ahora: Renault.

Un anuncio de antes y de ahora: Renault.

Antes el consumidor compraba por utilidad, no por la estética. Ahora la estética cada vez prima más que la funcionalidad de un producto. Este cambio de paradigma se ve reflejado en la publicidad.

Ahora somos capaces de calzar unos zapatos más incómodos que otros por el mero hecho de que son más bonitos. La estética por delante de la funcionalidad.

Sin entrar a valorar si este comportamiento es bueno o malo, vamos a analizar brevemente dos anuncios de coche: uno de antes y uno de ahora.

Fijaos en estos dos anuncios de Renault:

En el anuncio antiguo, el del Renault 9 –por si hay alguna duda– es de la década de los 80. El nuevo, muy cerca a nuestros tiempos. Sobre lo que hemos comentado de funcionalidad y esteticismo, ¿cómo se refleja en estos dos anuncios?

Vemos en el primero que Renault utiliza mucho texto para explicar cosas buenas del coche, de su interior, motor, etc. En cambio, el anuncio del Renault Megane se basa en realzar la estética del coche, que entre por los ojos. Va acompañado de un buen eslogan y alguna información sobre los extra que puede llevar el coche de serie: ABS, por ejemplo.

Una misma marca, un coche parecido, pero dos conceptos muy diferentes de promocionar el producto fruto del paso del tiempo. La sociedad cambia y, por lo tanto, los hábitos de consumo y el comportamiento del consumidor también. Las marcas y empresas se han adaptado a ello para seguir vendiendo. No olvidemos que ese es el objetivo: vender.

Y tú, ¿qué época prefieres, qué anuncios preferirías? A veces nos entra la nostalgia de querer lo antiguo, pero ¿seguro? ¿Qué importancia tiene la estética y belleza de un producto a la hora de comprarlo?

2018-07-20T11:37:12+00:0023 de julio de 2018|