¿Recordáis hace unos meses que os hablábamos de las diferencias de la publicidad de antes con la de ahora? Decíamos que antes se centraban más en lo funcional y ahora se fijan más en la estética. Pero, ¿esto es siempre así? Hoy os traemos un ejemplo de un producto en el que lo importante es la funcionalidad.

Se trata del colchón de Flex que, según nos cuentan, tiene memoria. El iBed FLEX es capaz de contar los movimientos que haces mientras duermes, los puntos donde más presión haces con tu cuerpo, cuántas horas has dormido, etc. Esto permite al colchón adaptarse a tus necesidades para que sea lo más cómodo posible en todo momento.

Esto es una nueva funcionalidad en el sector. Los anuncios de colchones pocas veces pasan a la historia, pero seguro que recordamos haber visto unos cuantos. Siempre se centran en la funcionalidad del colchón, no en la estética. Y es que, ¿quién querría dormir en un colchón muy agradable a la vista si nos destroza la espalda? Además, al final el colchón siempre acaba tapado por las sábanas.

Los anuncios de colchones podrían ser la excepción que confirma la norma de que hoy en día prima más la estética a la funcionalidad. ¿Estás de acuerdo? Pocos centran sus campañas en la funcionalidad del producto. ¿Se te ocurre algún ejemplo más?