//Seguridad vial: cuando hay que ser directo y bestia

Seguridad vial: cuando hay que ser directo y bestia

En la seguridad vial no vale las medias tintas. Cuando uno ve un anuncio de la DGT a muchos seguro que os viene el adjetivo macabro. Nos puede producir rechazo, pero no indiferencia. Esos anuncios quieren concienciar de la importancia de tomar todas las precauciones posibles cuando vas en coche. Esas precauciones salvan vidas. Vidas. Y cada vida que salva es la de una familia que no pierde a un ser querido de manera inesperada.

Hoy os traemos dos ejemplos gráficos de estos anuncios bestias. El primero es una campaña que se hizo en Australia para concienciar de la importancia del uso del cinturón de seguridad. Dicen que una imagen vale más que mil palabras y, en este caso, se cumple. Una radiografía te hace ver la importancia de usar el cinturón de seguridad: cómo un simple click puede salvar tu vida.

No hace falta mucha más explicación. Y, por si había dudas, lo acompañaron de un copy que decía: “One click can change your future”.

El segundo ejemplo de anuncio bestia, macabro, es este otro:

Roza el humor negro tal vez porque puede verse como un chiste el anuncio, al principio es algo que parece divertido. El anuncio llama la atención por cómo está hecho: utiliza las tres dimensiones ayudándose de una valla publicitaria urbana y un tirachinas. Una vez ya ha captado la atención de la gente tiene todo a favor para que su mensaje cale en la audiencia. El copy dice que “el asiento trasero no es seguro: átate”. Y el tirachinas es demasiado gráfico: te hace una comparación con lo que podría pasarte si no lo llevas en caso de accidente. Salir disparado como un proyectil. Piel de gallina.

¡Ah! Hace unas semanas os hablamos sobre qué diferencia hay entre publicidad y propaganda. Estas dos campañas para la seguridad vial, ¿qué serían? ¿Unos anuncios publicitarios o propagandísticos?

 

2018-08-23T07:42:54+00:0023 de agosto de 2018|